"A los que dicen que mi moto es ilegal, que la abran"

  • Justifica su dominio no sólo en el pilotaje, sino también al equipo que tiene.

[foto de la noticia]

Marc Márquez tiene en Sepang su primera bola de partido. Le basta quedar por delante de Pol Espargaró para sumar su segunda corona, primera en Moto2. Y en el circuito que acabó el año pasado con sus esperanzas, entregándole la corona en bandeja a Stefan Bradl. Marc está tranquilo.
Ya recuperado del golpe que sufrió en el codo en Motegi que le obligó a salir infiltrado a carrera. "Del codo estoy ya mejor, fue más el golpe, que me tocó el músculo se me durmió la mano. Pero ya estoy bien".
A Márquez no le tiembla el pulso ante la proximidad del campeonato. "Este fin de semana ya es la primera oportunidad de ser campeón, no se puede negar, pero esto es muy difícil. Intentaré no pensarlo porque hasta ahora me ha ido bien así, trabajando en cada entrenamiento, en cada carrera, por lo que seguiré igual. Luego, ya veremos cómo lo puedo gestionar el domingo", comenta.
"Si tienes un buen equipo técnico como el mío y se hacen pequeñas cositas, se consigue una moto competitiva"
El líder le otorga mucho valor a la temporada que están haciendo tanto él como Pol Espargaró, su oponente. "Estamos a un gran nivel. Los dos estamos dando el 100%", dice Marc, que sale al paso de las suspicacias generadas en Gran Bretaña e Italia sobre la legalidad de su moto. "Bueno, he oído algo de que si mi moto corre más, que si es ilegal... Eso ocurre siempre, pero cualquiera puede reclamar y, a partir de ahí, que abran la moto, el motor es el mismo para todos", subraya el piloto, que justifica su dominio no sólo en el pilotaje, como el que se pudo contemplar en Japó, cuando se quedó parado en la salida para terminar ganando, sino también al equipo que tiene. "En la moto se pueden cambiar pesos, evolucionar pequeñas cosas y todo ayuda. Si tienes un buen equipo técnico como el mío y se hacen pequeñas cositas, se consigue una moto competitiva", agrega.
Sobre Simoncelli: "Todos lo queríamos mucho"
Márquez, uno de los que asistió al homenaje en la curva 11 por Marco Simoncelli, cree que sucesos como el que se vivió el año pasado en Sepang "te hace ver el riesgo de este deporte, aunque, al final, pasas página. Hacerle un homenaje a un piloto tan carismático y buena persona como él es lo mínimo. Todos lo queríamos mucho". Marc cuenta que en moto no se miden tanto los posibles accidentes: "Si piensas en el riesgo que corres en ese momento es imposible ir rápido".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consecuencias del retraso de Moto GP

Hawkers apuesta por la base del motociclismo

Ducati: "El parón favorece a Márquez y Honda"