Los puntos recompensan a Laverty


Después de lesionarse en los últimos test de pretemporada y estando a punto de perderse la cita inaugural del campeonato para poder operarse de su dolencia, Eugene Laverty (Aprilia Racing) fue capaz de correr en Phillip Island el pasado fin de semana. Su terrible esfuerzo fue recompensado con ocho puntos, si bien para lograrlos tuvo que estar permanentemente atendido por su fisioterapeuta, Mickey Kerr, expresamente llegado desde Europa.
Eugene Laverty

Queda claro que el primer fin de semana de carreras de la temporada no fue todo lo bien que a Laverty le hubiera gustado, si bien es consciente de que todo punto suma. "Habría sido fantástico sumar en las dos mangas porque habría visto recompensado mi esfuerzo", declaró Laverty. "Ha sido duro competir a este nivel en mi estado y es frustrante no haber cogido puntos en la primera manga por diversos problemas". Sobre la presencia de su fisioterapeuta, comentó que "ha sido un acierto tener a Mickey aquí, me ha ayudado mucho", afirmó.


Toda la situación atravesada por Laverty en Australia se resume con el hecho de que tuvo que correr con un casco del 2011, pues había destrozado los nuevos en sendas caídas. El parte médico, según el propio corredor, es de "dos fuertes golpes en la cabeza, un tobillo lastimado y dolor en los dedos de la mano izquierda", si bien "la noto mejor con el paso de los días", explicó. Además, "también me duele el hombro derecho", remató. Poco a poco, "mi cabeza empieza a despejarse y por suerte tenemos tiempo hasta la siguiente ronda", si bien "no creo que necesite operarme", ya que "tuve una lesión parecida hace unos años de la que decidí no operarme y acerté". Laverty confesó que "no soy fan de tener piezas de metal dentro de mí si no es necesario". Finalmente, expresó que "han sido unos días muy frustrantes en los que todo lo que podía ir mal ha ido mal, pero no es culpa de nadie".


Laverty, uno de los destacados en pretemporada desde que se subió a su Aprilia RSV4, sabe que necesita tiempo para recuperarse del todo, si bien su calendario es más corto que el de los demás, pues "falta un mes hasta la ronda de Imola, pero antes entrenaremos en Aragón los días 18 y 19 de marzo", por lo que "espero estar recuperado para entonces". El irlandés aseguró que "quiero regresar para pilotar como sé hacerlo, en Australia no estuve cómodo y era raro no poder accionar del todo bien la maneta izquierda", concluyó.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consecuencias del retraso de Moto GP

Hawkers apuesta por la base del motociclismo

Ducati: "El parón favorece a Márquez y Honda"