Bautizo de fuego para Crescent Fixi Suzuki


La punta de lanza del proyecto deportivo de Suzuki para las competiciones de Superbikes 2012, el Crescent Fixi Suzuki Team, tuvo su bautizo de fuego el pasado fin de semana en Phillip Island y, pese a no llevarse los resultados esperados, el equipo británico extrajo una lectura positiva de su primera participación en el campeonato.

Aún estando sus motores lejos de su máximo rendimiento y mostrándose inferiores a los de sus rivales, Leon Camier fue capaz de rodar a buen ritmo en la segunda manga australiana durante varias vueltas, algo que no fue posible en la carrera inaugural por un toque con otro piloto que le privó de sumar puntos.

363_p01_camier_box
Camier, que terminó decimoséptimo y duodécimo, declaró que "por supuesto que quería mejores resultados, pero al menos hemos recopilado un buen puñado de datos para mejorar de cara a Imola", próxima cita del campeonato. "No puedo expresar lo contento que estoy con el chasis de la GSXR, creo que tiene potencial para ganar carreras", se aventuró a decir. "La moto frena muy bien, es estable en las curvas y me adapto a la perfección a ella", explicó. Así, "si pudiéramos tener más potencia seguro que seríamos candidatos a los primeros puestos", aseguró.


"En la primera manga, Giugliano me sacó de pista y perdí terreno", recordó. "Intenté apretar para reengancharme, pero a medida que avanzaba la carrera me quedaba si neumáticos y no pude mejorar el ritmo", se lamentó. Ya en la segunda manga, "tuve problemas en la primera curva y me retrasé hasta la decimocuarta posición", y aunque "fui capaz de adelantar por frenada a varios pilotos, también sufrí con la aceleración y la degradación de neumáticos". En definitiva, "fue un domingo difícil, pero hay potencial".


El sustituto del lesionado John Hopkins fue Josh Brookes, que sumó un punto en la segunda manda, mientras que en la primera se quedó fuera muy temprano. "He estado mejor el domingo que en los días previos", declaró Brookes. "En la segunda manga utilicé la configuración de tren delantero que tuve en los entrenamientos del sábado" y funcionó, pues "los cambios mejoraron la frenada y estabilidad de la moto". Además, "quitamos el control de tracción y me sentí mejor en el pilotaje, aunque los neumáticos empeoraron con rapidez".


Tras el debut, los ‘nuevos' de este Mundial de Superbikes tienen más información con la que trabajar para aumentar sus prestaciones en la ronda de Imola.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consecuencias del retraso de Moto GP

Hawkers apuesta por la base del motociclismo

Ducati: "El parón favorece a Márquez y Honda"