Márquez sigue con visión doble

  • El doctor Arruga es optimista y cree que no le quedarán secuelas.

  • Entre 1 y 15 está en el grado 2, cerca de la visión normal.

  • Es duda para el test de Jerez, la próxima semana.

Hace varios años, Marc Márquez sufrió un accidente en el CEV. El traumatismo craneal, menos severo que el que padeció hace casi un mes en el circuito de Sepang, le provocó una leve diplopía -visión doble- por compresión de los músculos oculares. Pero entonces, la recuperación fue muy veloz. En sólo cuatro días sus ojos podían enfocar sin dificultad hacia cualquier punto.
El pasado 21 de octubre, en Malasia, Marc sufrió un nuevo episodio de diplopía, éste bastante más agudo, después de que la Suter lo descabalgara por culpa de una mancha de agua en el asfalto durante los primeros entrenamientos libres del viernes. El choque contra el firme fue más dramático. A resultas del incidente, Márquez sufrió mareos y una ostensible pérdida de visión en el ojo izquierdo. No pudo correr. Tampoco en Valencia. El Mundial cayó en manos de Stefan Bradl casi sin pretenderlo.
En Barcelona, Marc se puso en manos de los mejores especialistas. Y el primer diagnóstico era familiar: "Edema periorbitario que con resultado de una diplopía vertical y secuencial". En el comunicado médico se descartaba cualquier otro tipo de lesión. Los especialistas trataron de minimizar los efectos de la distorsión visual con medicamentos -incluso con corticoides-. pero se alcanzó un punto de no retorno. "Hace falta paciencia, poco más se puede hacer. Parece que la visión volverá a su ser", dijo en Cheste Xavier Mir, traumatólogo de confianza que estuvo siempre cerca del piloto.
Pero 28 días después la pequeña pesadilla continúa. Márquez se perdió los primeros test de 2012. También los que este viernes se cierran en Cheste. Y es seria duda para los que tenía previstos en Jerez la semana que viene el equipo de Alzamora . "No se le puede descartar, pero Marc es duda", comentó a este diario Emilio, que, sin embargo, confía en una pronta recuperación.
Márquez está siendo evaluado constantemente por el doctor Jordi Arruga, un eminente neuroftalmólogo que trabaja en el Instituto Catalán de la Retina. Éste es optimista sobre su evolución y el pasado jueves sometió al piloto a una nueva prueba con cristales de prisma que corrigen la visión doble para determinar la mejoría de su lesión ocular. "Entre 1 y 15 Marc ya está en el grado 2, lo cuál es importante porque ha mejorado mucho", explicó Alzamora.
No hay más tratamiento que la tranquilidad. "Marc es muy positivo y está muy animado", añadió Mir tras conversar con él. Sobre todo porque su visión frontal es casi perfecta y la diplopía remitirá -no se puede estimar en cuanto tiempo-. Según el doctor Arruga no habrá secuelas ni requerirá intervención alguna.
Recto casi ve al 100%
Alzamora no está preocupado. Las señales que emiten tanto los médicos que atienden a Márquez como la evolución del propio piloto le invitan a ser optimista. "La recuperación es más lenta de lo previsto pero ya tiene una visión de casi el 100% cuando mira recto. Cuando mira hacia la izquierda aún le queda algo pero ha mejorado mucho en los últimos días y lo único que hay que tener es paciencia", comenta Alzamora, que confía en la recuperación total en las próximas semanas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consecuencias del retraso de Moto GP

Hawkers apuesta por la base del motociclismo

Ducati: "El parón favorece a Márquez y Honda"