Simoncelli se queda solo

"Se puso en ridículo", "Fue una acción absurda" o "Simoncelli basta, basta" son algunas de las expresiones empleadas en italia después de ver la acción de su compatriota en Le Mans.

El propio Simoncelli es el único que sigue pensando que no hizo "nada malo". El piloto italiano está convencido de que maniobra ante Pedrosa en el Gran Premio de Francia de MotoGP fue lícita y que el hecho de que el español acabara rodando por los suelos y con la clavícula rota no es culpa suya.

"Lo siento por Pedrosa, pero no creo que haya hecho nada incorrecto", aseguraba muy seguro de sí mismo el propio Simoncelli nada más bajarse de la moto en Le Mans.

La propia 'Gazzetta dello sport' se pregunta: "¿Por qué lo hizo?

El italiano argumentaba que su velocidad era mayor a la Pedrosa, cosa bien cierta, pero se olvidó de mencionar que se cruzó en el camino del catalán cuando éste ya le había ganado la trayectoria al entrar en la curva. Ésa precisamente fue la idea en la que se basó Dirección de Carrera para, en plena prueba, sancionar al italiano con un 'ride through' que le obligó a pasar por la calle de boxes, perdiendo así la segunda posición que ocupaba para verse relegado a la sexta plaza final.

Ya no era Pedrosa, ni los miles de espectadores que estaban siguiendo la carrera tanto en el trazado galo como por televisión en todo el mundo; eran los máximos responsables de la prueba los que dictaminaban que la acción de Marco no había estado bien.

... Y no va a cambiar
"Creo que he sido sancionado por todo lo de Estoril con Lorenzo", añadía Simoncelli en sus declaraciones post-carrera. Y en parte no le faltaba razón. La polémica venía de largo, pero no sólo de dos fines de semana atrás, con el Gran Premio de Portugal y la 'calentita' rueda de prensa que ofrecieron el vigente campeón del mundo de MotoGP y su ya archienemigo del San Carlos Honda Gresini. Ni siquiera de las polémicas declaraciones sacadas a la luz en la última semana del director de carrera Paul Butler, en la que decía que el motociclismo "es un deporte de contacto" ya la respuesta vía twitter de Lorenzo: "Si es así yo me retiro".

[foto de la noticia]

Pedrosa se rompió la clavícula en el incidente con Simoncelli.

La historia viene de lejos y no tiene nada que ver con la buena o mala relación que pueda haber entre Simoncelli y sus compañeros de parrilla; es por su particular pilotaje, "espectacular y emocionante" para algunos y "arriesgado y peligroso" para la mayoría. Un estilo que que le ha llevado hasta donde está, pero que por el camino le ha acarreado más de un problema -y si no que se lo digan a nuestros Bautista y Barberá...- y que, pese a todo, no piensa cambiar.

Y no lo va a hacer porque con lo ocurrido en Le Mans ya ha demostrado que de nada sirven las advertencias de la Comisión de Seguridad ni del resto de pilotos el viernes, antes de la carrera: él va a seguir igual.

"Debererían encerrarlo"
Confirmada la lesión de Pedrosa -el pobre no tiene nada de suerte con las lesiones-, el paddock de MotoGP se revolvió por entero contra el italiano por lo ocurrido. Dani el primero. "Yo me voy de aquí con la clavícula rota y él, con un 'ride through', bien por él", ironizaba.

Desde el "deberían encerrarlo" de Alberto Puig a "el fallo fue de Simoncelli al 100%" de Spies, todos los pilotos se han posicionado en su contra. Ni siquiera Rossi fue capaz de excusar a su amigo: "Fue muy duro, demasiado agresivo, y no dejó lugar a nadie para que hiciera nada".

"Esta vez se equivocó"

Lorenzo, actor principal implicado también en toda esta polémica, se encargó de entonar el "os lo dije" que no era más que la confirmación de que toda la cruzada emprendida por el mallorquín no era un mero capricho. "Lo fácil es decir que lo ha hecho mal; lo difícil es advertirlo antes. Al que compra muchos boletos de lotería le acaba tocando". Pedrosa pagó los platos rotos.

La afición le da la espalda
Las voces que claman contra Marco no vienen sólo de dentro del 'paddock'. Los 'tifosi' que tanto han vitoreado su estilo de pilotar ahora le dan la espalda y la propia 'Gazzetta dello sport' se pregunta "¿Por qué lo hizo?". "Se puso en ridículo", "Fue una acción absurda", "Esta vez se equivocó" o "Simoncelli basta, basta" son algunas de las expresiones empleadas en italia después de ver la acción de su compatriota en Le Mans.

Eso sí, no falta quien se deja convencer por los argumentos de su piloto al manifestar que "basta ya de culpar a los que ofrecen espectáculo", sin dejar de mirar de reojo a lo que ocurrió en el 'warm up' de la mañana de la categoría reina, cuando Stoner (ganador a la postre de la carrera) propinó un puñetazo a Randy de Puniet por molestarle, sin querer, en su trayectoria. El resultado, 5.000 euros de multa al australiano y 'toque' de atención al francés.

Hay quien piensa que igual de grave fue lo uno que lo otro. Con razón o no, lo que sí parece claro es que las sanciones actuales no acaban de dar el resultado esperado (basta con ver lo ocurrido este fin de semana) y abre el debate a si debería cambiarse el reglamento.

A este paso Lorenzo va a tener que replantearse lo de la retirada, porque al final es cierto que cada vez hay más contacto en el mundo de MotoGP. En la mano de todos está pararlo.

fuente:marca.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Consecuencias del retraso de Moto GP

Hawkers apuesta por la base del motociclismo

Ducati: "El parón favorece a Márquez y Honda"